Capitán.

Esta es la tercera vez que intento empezar un blog. Espero sea la última y dedicarle el tiempo que se merece. He visto los blogs de muchas personas y veo que el truco está en subir contenido interesante de manera habitual. Creo que he vivido muchas cosas y no quiero que mis reflexiones se queden sólo en mi cabeza.

Este blog nace a raíz del mejor peor año de mi vida; un año lleno de cambios convulsos, en donde dudé de mi carrera, mi profesión, mi religión y mis expectativas de la vida, entre otras cosas. Para colmo, mi novia de tres años y medio y yo terminamos y me despidieron una semana antes de Navidad.

Sin embargo, también fue el año en el que me aventé mi primer solo trip con el fruto de mi trabajo: un viaje de 10 días por el sur de España, donde conocí increíbles personas y lugares que había querido visitar desde hace ocho años. Luego viajé a Nueva York –la ciudad más increíble y vibrante del mundo– y expandí mis horizontes y me libré de muchos prejuicios.

Y regresando al punto, para esto es este blog. Para hablar de todas estas experiencias y cambios que hicieron que Gerry se acercara más a su ideal de ser un verdadero capitán. Para contar mi historia y como todas estas anécdotas me hicieron una persona más fuerte, más independiente y más segura de sí misma.

Aunado a eso, intentaré también escribir sobre todos los temas que me apasionan: literatura, cine, música, psicología, crecimiento personal, religión, comida, culturas, etc. Aquí voy a escribir mis pensamientos, deseos, dudas e inquietudes, desarrollar ideas de negocios, temas que me interesan y curiosidades en general; mi camino hacia ser más abierto a otras posiciones, ser más tolerante y paciente, no sólo conmigo sino con los demás, ser mejor abogado, mejor hermano, mejor hijo, y en general una mejor persona.

No busco que este blog tenga un éxito comercial. Si en algunos años lo tiene, será un gran triunfo; por lo pronto, servirá de marcapasos para este marinero que busca convertirse en capitán de su alma. Y para ello, cito mi poema favorito: Invictus, de William Earnest Henley, mismo que llevo en el antebrazo:

Out of the night that covers me, 
Black as the pit from pole to pole, 
I thank whatever gods may be 
For my unconquerable soul. 

In the fell clutch of circumstance 
I have not winced nor cried aloud. 
Under the bludgeonings of chance 
My head is bloody, but unbowed. 

Beyond this place of wrath and tears 
Looms but the Horror of the shade, 
And yet the menace of the years 
Finds and shall find me unafraid. 

It matters not how strait the gate, 
How charged with punishments the scroll, 
I am the master of my fate, 
I am the captain of my soul.

الله اكبر !

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s